lunes, 24 de agosto de 2009

BSO: "THE WRESTLER" (2008)

THE WRESTLER (2008)
Autor: Varios Artistas.
Director: Darren Aronofsky.

En algún punto del camino entre el mini mercado y el centro comunitario en donde se presentaría esa noche, suena en la vieja radio de su maltrecha avan una canción, la cual a oídos más tiernos (jóvenes) sonaría como un bodrio de aquellos bien ochenteros, pero que a oídos del conductor de aquella avan, suenan como los acordes de la verdadera música, aquella que sonaba antes que llegara Cobain y lo arruinara todo.

Este es, sin lugar a dudas, un soundtrack hecho para que Randy “The Ram” Robinson pudiera relajar su vieja y agrietada anatomía antes de sus celebres performances en el cuadrilátero, como ídolo (ya muy venido en menos) de la lucha libre. Un soundtrack que tiene por lugar común la escena hard rock californiana de los ochenta y que, sin duda, puedes poner en cualquier bar que posea un wurlitzer y se atreva a categorizar como bar rockero o motoquero.

Todo comienza con Quiet Riot, más setentero que ochentero, pero con el mismo ego y actitud de los más grandes del glam rock. Su aporte es la ya clásica "Bang Your Head", un himno al desenfreno y los excesos, sin duda una canción con la que cualquier luchador sueña con ser presentado ante miles y miles de personas. Un perfecto puntapié inicial para una cinta donde se ve lo mejor y lo peor de dichas actitudes.

Un poco más sofisticado es su predecesora "Don’t Know What You Got (Till It’s Gone)" de los maestros de la balada rock ochentera, Cinderella. El cliché en su máxima expresión, una canción que habla, básicamente de la estupidez humana al llorar sobre la leche derramada. Lennon nos dijo lo mismo en los 70 y hasta Juanes se agarra de este tópico unos 30 años después.

"Stuntin’ Like My Lady" de Birdman y Lil Wayne y "Blowin’ Up" muestran todo lo que tipos como el “Ram” odian de la actualidad, lo que tiene a la juventud como está y el fiel reflejo de lo bajo que ha caído la música. "Don’t Walk Away" de Firehouse vuelve la paz mental del tipo rudo de la avan, con su riff simple, la interpretación del vocalista C.J. Snare muy a lo Bon Jovi y un sufrido solo de guitarra, todo lo básico para hacer feliz a los nostálgicos como Randy.

"Soundtrack To A War" de Rhino Bucket nos lleva nuevamente clásico rock californiano de fines de los ochenta, un plato con el que los amantes de los solos blueseros a lo Guns N Roses quedan más que satisfechos. Dead Family agrega un poco de psicodelia tipo The Doors con "Mirror", uno de sus más grandes clásicos. Sin duda, no es un tema con el que uno asociaría los gustos musicales de este luchador callejero, pero que entrega un toque distinto que se agradece.

La joya más preciada del soundtrack viene en el track 8 con los megacool Ratt y su legendario "Round & Round", tema que tiene el paquete completo, el riff, la magistral voz principal de Stephen Peacy, el pegajoso round and round de coro y el afilado solo de guitarra de Warren deMartini. Nada que decir, lo mejor del soundtrack por lejos. Dos tracks más allá suena otro de sus clásicos, "I’m Insane".

"Dangerous" de Slaughter es puro poder directamente desde la ciudad del pecado, Las Vegas, Nevada. Se ganan un sitial de privilegio en esta BSO a base de los poderosos y elevados gritos de Mark Slaughter, que en ciertos momentos sobrepasan los decibeles aceptables para los oídos normales (poco acostumbrados a escuchar bandas como Whitesnake). "Balls to the Wall" de los alemanes Accept es un tema que habla de rebelión, uniendo los conceptos que hicieron conocidos Pink Floyd ("The Wall") y AC/DC ("Ballbreaker"), agregando su toque de trash metal europeo.

Siguiendo en la línea del metal europeo, nos encontramos con los maestros por excelencia de este género, Scorpions y su gran "Animal Magnetism". Claro, tal vez un tema un poco rebuscado teniendo en cuenta el gran maletín de éxitos menos “oscuros” que posee esta banda, tanto por el lado del hard rock ("Rock You Like a Hurricane", "Crazy World") como de las baladas rock ("Wind of Change", "Still Loving You"). Y eso es todo.

Esperen, ¿dónde quedó “The Wrestler” de Bruce Springsteen y "Sweet Child ‘O Mine"? Inexplicablemente no aparecen por ningún lado, vaya desperdicio. Y claro, si hablamos de eso, se pudo haber hecho un espacio a otros grandes como Whitesnake, Motley Crue, Poison o Skidrow, sin duda nuestro sufrido luchador lo hubiera agradecido.



Track List:
1. 'Bang Your Head (Metal Health)' - Quiet Riot
2. 'Don't Know What You Got (Til It's Gone)' - Cinderella
3. 'Stuntin' Like My Daddy' - Birdman & Lil Wayne
4. 'Don't Walk Away' - Firehouse
5. 'Soundtrack To A War: Welcome To Hell' - Rhinobucket
6. 'Blowin' Up' - Solomon
7. 'Mirror' - Dead Family
8. 'Round And Round' - Ratt
9. 'Dangerous' - Slaughter
10. 'I'm Insane' - Ratt
11. 'Balls To The Wall' - Accept
12. 'Animal Magnetism' - Scorpions


Bruces Springteen - "The Wrestler Theme"

1 Comentarios: Publicar un comentario

  • Blogger larry (11:08 a.m.)  

    visita www.armasecreta.es
    lo mejor del hard rock desde valencia
    un saludo