domingo, 29 de junio de 2008

COMENTARIO: INCREÍBLE HULK

EEUU, 2008, 114 min.
Título Original: The Incredible Hulk.
Dirección: Louis Leterrier.
Guión: Zak Penn, basado en los personajes creados por Stan Lee y Jack Kirby.
Elenco: Edward Norton, Liv Tyler, Tim Roth, Tim Blake Nelson, Ty Burrell, William Hurt, Christina Cabot, Lou Ferrigno.

El científico Bruce Banner está buscando desesperadamente una cura para la radiación de rayos gamma que han envenenado sus células y que desata una furia desenfrenada dentro de sí mismo: Hulk. Banner ha estado viviendo en la sombra, apartado de la sociedad y de la mujer que ama, la Dra. Elizabeth Ross. Subsistiendo como un fugitivo para evitar la obsesiva persecución de la que es objeto por parte de su némesis, el General Thaddeus Ross, él es consciente de que la maquinaria militar que está buscándolo para capturarlo y explotar brutalmente su poder, está siempre sobre sus talones. Mientras los tres forcejean con los secretos que llevaron a la creación de Hulk, se tienen que enfrentar a un nuevo y despiadado adversario, Abominación, un ser monstruoso que posee una fuerza destructiva que supera incluso la de Hulk. Y para derrotar a este villano, el científico debe tomar una decisión crítica: aceptar su pacífica vida como Bruce Banner o encontrar al héroe en la criatura que vive en su interior.


Tras el fracaso artístico y comercial que significó la adaptación al cine hecha por Ang Lee (El Tigre y el Dragón, Secreto en la Montaña) hace 5 años atrás del famoso cómic nacido en 1962 sobre el científico y su verdosa transformación (si, la que protagonizó Eric Bana y Jennifer Connelly), era imprescindible un nuevo trabajo sobre “Hulk”, y el inexperto director francés Louis Leterrier fue el encargado de cumplir con dicha misión. ¿Y por qué digo “imprescindible”? Porque muchas veces criticamos cuando una cinta tiene un lento desarrollo debido a su espeso contenido, entonces a una película sobre un monstruo gigante que destruye todo lo que se le cruza, lo menos que podemos pedirle es acción, y de eso carecía la versión del 2003, o al menos quedó al debe con respecto a esta.

A diferencia del intento anterior mencionado (en el cual se ahondaba demasiado en el perfil psicológico y drama personal de Bruce Banner), ahora el protagonista es nada menos que Edward Norton (América X, El Club de la Pelea), quien se encuentra viviendo en una favela en Brasil, apartado de la sociedad e intentando encontrar alguna cura para sus células envenenadas con rayos gamma, por lo que debe mantenerse tranquilo, bajo las 200 pulsaciones por minuto, y oculto del General Thaddeus Ross, interpretado por William Hurt (El Beso de la Mujer Araña, Una Historia Violenta), quien pretende capturarlo para explotar militarmente el poderío que Bruce lleva en la sangre. El personaje de Norton logra ser cercano, inspirarnos confianza y complicidad para encontrar el antídoto, algo que es vital y de absoluto reconocimiento al propio actor y su capacidad de interpretación.

Espectaculares secuencias de acción con una banda sonora imponente es la tónica durante toda la cinta. Un guión efectivo que no pierde el tiempo en contarnos detalles, pero que sí lo hace a través del argumento según la necesidad de ir conociendo el contexto sobre el que se mueven los personajes. Un Hombre Increíble mucho menos digitalizado y más apegado a la versión del comic, y un gran reparto marcan la diferencia con otras adaptaciones de historietas llevadas a la pantalla grande. Edward Norton se entrega por completo al personaje de Banner, Liv Tyler (Armageddon, Trilogía de El Señor de los Anillos) inunda la pantalla con su belleza, y Tim Roth (Perros de la Calle, La Leyenda del Pianista en el Océano) le regala categoría al film, demostrando toda su versatilidad y vigencia como Emil Blonsky, “La Abominación”, militar enceguecido por tener el poder de Hulk y archirival a lo largo de su historia.

La cinta comienza asumiendo que conocemos parte de la historia, por lo que no pierde tiempo en explicarnos quién diablos es Hulk y por qué alcanza 3 mts. de músculos y rabia cuando algo le molesta. Apariciones de Stan Lee -creador de Hulk- y del propio Lou Ferrigno -actor quien lo interpretara en la serie- condimentan aún más esta adaptación que se convierte en una de las mejores hechas en la industria en los últimos años, siguiendo la línea de Iron Man, también perteneciente a la editorial “Marvel Comics”.

Poco tiene que ver esta cinta con la anterior (mal llamada "Hulk 2" en algunos países), pero queda claro que su único objetivo es entretenernos y presentarnos al tercer integrante de la banda, quien con Iron Man y Spiderman, pronto los veremos luchando juntos contra el mal en una misma película, o al menos, eso es lo que se rumorea.


Por Wladimyr Valdivia Westphal.


Trailer:

1 Comentarios: Publicar un comentario

  • Anonymous Renato (4:59 p.m.)  

    Casualmente en el ciber que me encuentro están dando INCREDIBLE HULK, aunque ya la había visto en el cine. Me encanta la introducción de esta película, con imágenes borrosas de lo que "ya sabemos" pero nos refresca la memoria de todas formas. Las actuaciones son creíbles y crean un "drama" bastante bueno (a pesar de un par de tallas que derepente parecen fuera de contexto). Además, el Hulk de esta versión es más "verdadero", no tan animado como el de Ang Lee. La música es excelente, absorvente y combinada con las escenas de acción (que son "pocas" y excelentes)... crean una ambientación que penetra por tus poros.
    Un detalle, a pesar de que no es la continuación de Hulk de Ang Lee... si "parte" luego de esos sucesos... (lógico, si de hecho por eso está en una favela, escapando y buscando una cura)... lo que pasa es que esta "continuación" no está ligada por argumento, pero se da a entender en toda la película, la secuencia inicial y lo que manejamos los cinéfilos y/o fans de Hulk...
    Saludos!

    Renato

    ps: me gusta que sea más "oscura" que la anterior, y el personaje de Mr. Blue y su "transformación".