lunes, 14 de abril de 2008

COMENTARIO: JUNO

EEUU, 2008, 91 min.
Título Original: Juno.
Dirección: Jason Reitman.
Guión: Diablo Cody.
Elenco: Ellen Page, Michael Cera, Jennifer Garner, Jason Bateman, Allison Janney, J.K. Simmons, Olivia Thirlby, Eileen Pedde.

Juno es una adolescente de Minnesota, aguda y sarcástica, que vive de acuerdo con sus propias reglas. Una aburrida tarde se transforma en algo exactamente opuesto cuando Juno decide mantener relaciones sexuales con el sencillo Bleeker. Enfrentándose a un embarazo imprevisto, ella y su mejor amiga Leah urden un plan para encontrarle al bebé la perfecta pareja de padres. Así, fijan su mirada en Mark y Vanessa Loring, una acomodada pareja de las afueras que desea adoptar a su primer hijo. Por suerte, Juno goza del apoyo de su padre y su madrastra. Pero a medida que Juno se acerca más y más a la salida de cuentas, la idílica vida de Mark y Vanessa comienza a dar señales de estar agrietándose.


Nominada al Oscar a mejor película del año, mejor director, mejor guión y al de mejor actriz principal, Juno era sin duda uno de los films más esperados de la presente temporada, y no sólo por todos los galardones que la precedían (del cual sólo obtuvo el de mejor guión), sino también porque trata un tema tan delicado y áspero para la sociedad como lo es el embarazo adolescente.

Ellen Page (la gran revelación femenina tras su papel en Hard Candy) es Juno, una niña de 16 años, mucho más inteligente que el promedio de su edad, que de la noche a la mañana queda embarazada producto de una relación sin mucha importancia más que una entretenida noche de placer, con un inexpresivo compañero de curso. Decidida, no duda ni un segundo en dar en adopción a su bebé a una familia que tenga las armas suficientes para criarlo, pero lamentablemente surgen algunos inconvenientes que harán dudar a Juno de su decisión.

El director de Gracias por No Fumar (2005) nos regala una cinta de carácter independiente, pero que terminó siendo adoración de multitudes. Con una estética llena de colores y vitalidad, Juno destaca por su frescura, la especial manera de tratar el tema, y por mostrarnos cómo una niña es capaz de sobrellevar tan naturalmente algo que puede resultar tan determinante. Con gotas de humor negro, diálogos rápidos e inteligentes, y un delicado sarcasmo, Jason Reitman logra ocultar el dramatismo que hay detrás de cada uno de los únicos siete personajes que son parte de la historia y entrega un trabajo redondo sobre un guión que bordea la perfección. Mención especial a la banda sonora de lujo compuesta por grandes bandas de folkrock que terminan siendo un personaje más. ("Anyone else but you", la canción final interpretada originalmente por Moldy Peaches, candidata a convertirse en tema de culto para los fanáticos de soundtracks).

No existen tomas espectaculares ni una fotografía deslumbrante, sólo basta con ver a Ellen Page en pantalla que brilla con luces propias durante los 90 minutos que dura la cinta para sentirse parte de su historia. Con su desbordante naturalidad y provocadora rebeldía con el que Juno maneja cada una de las situaciones, comprendemos rápidamente que el propósito no es transmitir un mensaje ni hacernos reflexionar acerca del tema, sino exponernos, siempre dentro de la lógica, una historia de madurez y decisiones por sobre la autrodestrucción y el drama que esto puede llegar a significar. Inteligente, ágil, original, cómica, pero a la vez transgresora, Juno va más allá de moralismos baratos, donde vemos el nacimiento de una madre antes que la de un hijo, que aunque parezca lo más lógico, no siempre lo es.


Por Wladimyr Valdivia Westphal.


Trailer:

1 Comentarios: Publicar un comentario