viernes, 13 de febrero de 2009

CRÍTICA: "CHE, EL ARGENTINO" (2008)

2008, Francia/España/EEUU, 126 min.
Título Original: Che: Part One.
Dirección: Steven Soderbergh.
Guión: Peter Buchman, inspirado en el ibro “Pasajes de la Guerra Revolucionaria”, de Ernesto Guevara.
Elenco: Benicio del Toro, Julia Ormond, Rodrigo Santoro, Demián Bichir, Yul Vazquez, Santiago Cabrera, Vladimir Cruz, Catalina Sandino Moreno.

En 1956, un grupo de ochenta hombres liderados por Fidel Castro, se embarca hacia Cuba con la intención de derrocar el gobierno de Batista. De ellos sólo sobreviven doce, entre los que está Ernesto Guevara, un médico argentino de profundas convicciones políticas que se convertirá con el paso de los días, en un líder ideológico y militar imprescindible para su grupo. Tras años de arduos combates contra las tropas gubernamentales, los guerrilleros entran en La Habana. La revolución había triunfado y Guevara se convertiría en un símbolo de la rebelión.

"Recuerden que el eslabón más alto que puede alcanzar la especie humana… es ser revolucionario". Bajo esa impronta, el argentino Ernesto Guevara se convirtió en uno de los líderes de la Revolución Cubana que derrocó al auto designado Gral. Fulgencio Batista en 1959, tras siete años de enfrentamientos. Mientras Batista se hacía respaldar por miles de soldados y el apoyo de los EEUU que recién comenzaba la Guerra Fría contra Rusia, un joven abogado de nombre Fidel Castro iniciaba en 1952 una rebelión popular. En México, un 13 de Julio de 1955, Castro conocía a Guevara, doctor de profesión, guerrillero y antiimperialista por vocación. Desde ese día, juntos comenzaron una lucha táctica y armada contra el gobierno, con el “Che” organizando los asaltos y misiones de guerrilla por mar y tierra, convirtiéndose en pieza clave para la lucha, que cada vez encontraba más apoyo por parte del pueblo cubano. Finalmente, con la toma de Santa Marta, la victoria se concretó en La Habana y Batista fue derrocado.

Dirigida por Steven Soderbergh (“Traffic”, “Erin Brockovich”), este recorrido es mostrado a través de los ojos del “Che”, encarnado por un insuperable Benicio Del Toro -quien ya recibió el Premio a Mejor Actor en el Festival de Cannes por este papel-, que con una interpretación sobria pero por sobre todo humana, deja al descubierto su importancia en la Revolución y que no sólo fue un ícono del movimiento, sino que aunó fuerzas, estableció tácticas y representó al pueblo de Cuba frente a todo el Mundo, como aquella vez en las Naciones Unidas en 1964 donde sacó aplausos de gran parte de los mandatarios, cuya escena es retratada fielmente en esta película. De ritmo pausado, pero sin caer en letargos narrativos, el director muestra el período de idealización que llevó a Guevara a formar parte de esta revolución.

La cinta, inspirada en el libro “Pasajes de la Guerra Revolucionaria” escrito por el propio Che, es hablada casi en su totalidad en español (por lo que esta vez perdonamos a Cinemundo), y resulta un trabajo biográfico elegante, tanto para cualquier seguidor que comparta los ideales, como para los amantes del buen cine, en donde se intenta dejar atrás la imagen violenta y armada de Guevara, sin alcanzar un sentido panfletario susceptible a detractores. El mexicano Demián Bichir interpreta a Fidel Castro, como un personaje secundario en el guión de la cinta, muy bien logrado para no entorpecer el protagonismo de Ernesto. Destaca también el papel del venezolano (chileno?) Santiago Cabrera (“Heroes”), como Camilo Cienfuegos, líder de tropas y amigo del “Che”, quien hace uso de su espontaneidad para retratar a alguien quien también es reconocido por la historia de Cuba.

Relatada en primera persona, y mezclando imágenes históricas reales, “Che, el Argentino” es la primera parte acerca de la vida del “Che” y el triunfo sobre Batista. En Marzo llegará “Guerrilla”, parte final que continúa el camino de Guevara, de incógnito en tierras bolivianas, en busca de su tan ansiada Revolución Latinoamericana (división de la cinta completa que para muchos resultó un pecado, ya que las dos partes cobran aún más sentido si se ven como un todo. De hecho, en Cannes fueron emitidos los 251 minutos que dura íntegramente).

Simplemente, una película biográfica única, sobre un personaje único que luchó por sus ideales. Sin duda, su convicción superó los límites. Nos identifique o no, liberó a miles de descontentos, ganándose un sitial en la historia de Latinoámerica, y siempre, bajo una simple consigna: Patria o Muerte.


Por Wladimyr Valdivia Westphal.



Trailer:

1 Comentarios: Publicar un comentario

  • Anonymous Anónimo (5:16 a.m.)  

    Excellent article. I definitely appreciate this website.
    Thanks!

    Feel free to surf to my blog ... cash payday loan