domingo, 28 de diciembre de 2008

BSO: "1492: CONQUEST OF PARADISE" (1992)

1492: CONQUEST OF PARADISE
Autor: Vangelis.
Año: 1992.

Una obra muy criticada en su tiempo, tal vez por ser muy “Hollywood” (superficial e históricamente inexacta) para el tópico tratado. En lo personal, debo decir que me entretuvo harto, aunque comparto en parte las críticas.

A pesar de esto, no hay persona que pueda criticar de forma tan categórica su soundtrack, ya que éste posee todo lo majestuoso y épico que le faltó a la cinta. Vangelis ("Blade Runner", "Chariots of Fire") realiza un trabajo lleno de matices, evocando sonidos provenientes de una naturaleza totalmente virgen, digna de un paraíso inmaculado, lo más cercano al primer encuentro de Cristóbal Colon (Gérard Depardieu) con América.

El primer track, “Opening”, entrega una música ambiental que nos hace pensar en aquel momento antes de la llegada de Colon a América, esa mañana nubosa del 12 de octubre de 1492. Una mañana incierta, desesperante, pero llena de una extraña energía, sin duda un claro presagio de un acontecimiento espectacular. “Conquest of Paradise” (track 2) es por lejos la pieza más conocida del álbum y sin duda una de las más bellas. Es una obra épica con todas sus letras. Impacta por su perfecta estructura, mezcla del clásico piano e instrumentos de vientos con sutiles efectos de sintetizadores, y un coro muy a las grandes obras de John Williams. En un álbum con demasiados puntos altos, ésta pieza se lleva el premio mayor.

“Monastery of La Rabida” nos lleva de vuelta a esos sonidos paradisiacos del primer track, sólo que ahora con una poderosa lírica y una estructura más definida. Solemne y sencilla, es una pieza que trae gran calma luego del poderoso despliegue de “Conquest of Paradise”.

“City of Isabel” es la personificación del clásico juglar europeo en plena edad media. Sin duda es una bella pieza, pero se ve totalmente opacada por “Light & Shadow” (track 5), pieza de gran emotividad que desborda sonidos épicos en cada nota. La base de vientos se ve tiernamente acompañada por una gran sección de cuerdas y marcada por los tambores, que cumplen la misión de dar el ritmo a un coro simplemente notable. Es sin duda una de las piezas mejor logradas del soundtrack.

“Deliverance” (track 6) trae cierta incertidumbre al álbum. Sus tres minutos y medio de constante zigzagueo entre las bellas voces y la guitarra flamenca de fondo crean una atmosfera poco definida dentro del contexto de esta obra, la cual se caracteriza por su tremenda estructura.

“West Across the Ocean Sea” (track 7) invita a viajar. A pesar de pasar casi desapercibida en la película, su particular línea musical te llama a mirar al horizonte, dondequiera que estés y preguntarte “¿Qué hay allá? Podríamos ir a revisar, de seguro es algo fenomenal”. Una pieza muy bella y digna de escuchar más de una vez.

Con “Eternity” (track 8) comienza la parte más marcadamente étnica del álbum; étnica pero siempre llevada de la mano de la brillante estructura creada por Vangelis para este álbum. En esta sección, donde también aparece “Hispañola” (track 9) compiten los clásicos tambores orquestales con los rústicos redobles de instrumentos autóctonos, el maravilloso y clásico coro con el ruido indescriptible de chamanes, los acordes de violines con los intrusos sonidos de sintetizadores. Esta sección es la expresión misma del álbum. Un constante juego entre dos mundos totalmente distintos, construido con un fino sentido de la sonoridad y con el único objetivo de impactar.

“Moxica & The Horse” (track 10), basado en la despreciable figura de Adrián de Moxica (Michael Wincott), es tal vez la pieza más innovadora y contemporánea del soundtrack, su base electrónica llama poderosamente la atención, te mantiene cautivo e hipnotizado casi sin querer, de hecho, luego de escucharla te parece increíble que sea un track tan largo (el más largo del álbum), ya que todo en esta pieza ocurre de una forma muy condensada. Aunque este detalle parece desentonar con lo prolijo del álbum, en realidad funciona muy bien, ya que le da un matiz muy interesante.

La contemporaneidad se esfuma suavemente, comenzando una clásica, pero a la vez muy épica línea de piano que se ve coronada con los acordes en piano de “Conquest of Paradise” en “Twenty-Eight Parallel” (track 11). Esta particular pieza que va mas allá de las grandes obras musicales hechas para el cine, tiene más familiaridad con las obras creadas por maestros como Chopin o Liszt. Este hecho la hace una pieza un poco fuera del molde del soundtrack, pero para los que disfrutamos de las piezas clásicas es un gusto escucharla.

“Pinta, Niña y Santa Maria (into eternity)” es un maravilloso tema para terminan un álbum que evoluciona a cada instante y que te mantiene en un estado de constante jubilo. Su estructura es una vuelta de tuerca al primer track. Es como si “Opening” fuera el primer bosquejo y “Pinta…” la versión terminada. Poseen la misma atmósfera viajera, pero en el caso de este último, la incertidumbre desaparece por completo. Es toda solemnidad y majestuosidad. Un gran resumen de un álbum que, como dije al principio, sobrepasa la propia obra en que está basada. Algo tal vez muy malo para la película, pero excelente para nuestros oídos.


Por Josué Montenegro Arenas.


Track List:
1. Opening
2. Conquest Of Paradise
3. Monastery Of La Rabida
4. City Of Isabel
5. Light And Shadow
6. Deliverance
7. West Across The Ocean Sea
8. Eternity
9. Hispanola
10. Moxica And The Horse
11. Twenty Eighth Parallel
12. Pinta, Nina, Santa Maria (Into Eternity)


Vangelis - "Conquest of Paradise"